UNIDAD

Esta primera parte, el libro nos habla del concepto del Todo, de Dios, del Alma, del Infinito… que son la misma cosa, que está más allá de nuestra “realidad” y que es Maya, la cual percibimos a través de los sentidos. Esta Unidad de la que todos somos parte, es infinita y eterna, y se conservará por siempre, transformándose una y otra vez.

La idea de Unidad, por la que todos nuestros actos repercuten y revierten en nosotros mismos, ya que somos parte de ese Todo, ha hecho que mi día a día cambie de una manera desmesurada. Soy maestra en un colegio de primaria bastante conflictivo. Desde que leo esta idea de Unidad en el libro de Vivekananda, veo en mis alumnos capas y capas de problemas y circunstancias diarias que sufren en su entorno… miro debajo de esas capas y ¿qué veo? estoy yo, está mi madre, mis amigos… está el Todo. Y sólo me sale repartir amor y paciencia, incluso en los momentos más adversos.

YOGA CLÁSICO

Son los objetivos y métodos para alcanzar la re-unión (porque siempre estuvimos unidos) con el Todo, con Dios, con el resto de la humanidad. Cuanto más nos acerquemos a ese Todo, más lejos dejamos nuestra individualidad.

Los cuatro yogas  buscan la realización de la divinidad y lo hacen a través de:

      • Karma Yoga: de obras y deberes
      • Bhakti Yoga: de la devoción y el amor a un Dios personal.
      • Raja Yoga : del control de la mente.
      • Jnana Yoga: del conocimiento.

La explicación de la felicidad o la satisfacción de la vida propia a través del ejemplo de la lluvia en los campos, “Una nube descarga su lluvia por igual en todos los campos. Pero sólo los campos bien cultivados aprovechan el agua” (pag.112), me parece, además de estéticamente bellísima, aplicable a todos los aspectos de la vida, ya sean a nivel general o concreto. Y si hablamos de Yoga y búsqueda interna mucho más. Me ayudan a querer seguir “labrando mis campos” cada día.

JNANA YOGA

En este apartado, en el que nos habla de la búsqueda de la realización a través del conocimiento, me llama la atención la idea de las concepciones erróneas de dualidades separadas entre el bien y el mal o vida y muerte… el pensamiento de que esas dualidades son parte de un Todo, me hace mirar a la muerte (y a cualquier otro aspecto no agradable de la vida) con condescendencia.  

Me gustaría también señalar, que el concepto de “pantalla” o “capas” que nos separan de esa libertad o realización, me ayuda a visualizar de una manera más tangible esa búsqueda del nirvana.

Me llama la atención, la dicotomía que surge en la página 182 en lo referente a naturaleza. Por un lado se habla de que existe para que podamos tener experiencias y salir de este Maya del que somos presos. Sin embargo, por otro, nos dice que es la causante de que nos hayamos olvidado de la pureza del Alma. ¿Es posible que sea una dualidad semejante a la de vida-muerte, bien-mal?

KARMA YOGA

Karma Yoga: ayudar a todos sin hacer preguntas, sin esperar recibir nada a cambio.

En este apartado del libro nos hablan del altruismo que debe guiar cada una de nuestras acciones para acercarnos a nuestro objetivo. De esta manera, nuestras acciones se verán desencadenadas de limitaciones.

El desapego es otro de los aspectos mencionados en estos capítulos. El sentido de la posesión (en todos los aspectos: personal, material…) es egoísta y sólo nos lleva a la miseria

La metáfora de las cadenas (de oro o de hierro) me hace pensar cómo, en mi propia persona incluso, ansiamos esa búsqueda de felicidad constante y evitamos el dolor rechazándolo tajantemente. No somos conscientes de que los picos, tanto hacia arriba como hacia abajo, lo único que provocan son un desequilibrio. 

Encuentro en estos capítulos los primeros ejercicios prácticos, los cuales he venido echando de menos en los anteriores contenidos. Ir mentalizándonos de que un primer paso para el desapego es no decir “mi” (mi casa, mi padre…) y para el egoísmo no decir “yo”, es algo que ya he empezado a llevar a la práctica.

BHAKTI YOGA

A través del Bhakti Yoga aprendemos a re-dirigir el amor, a gestionarlo y a darle un nuevo objetivo. 

Pero, si dirigimos el amor que previamente habíamos destinados a los objetos sensoriales hacia Dios, me surge una gran duda ¿acaso al mismo tiempo no lo estamos dirigiendo hacia todas las cosas, personas o animales del Universo (pues éstas son Él)? ¿Dónde radica la diferencia? pues de alguna manera siento que la primera opción tiene una connotación materialista y la segunda no, pero no sabría explicar por qué.

¿Cómo saber si es amor? Me gusta el ejemplo de “no entender de regateos”, cuando es incondicional y no esperamos nada a cambio, eso es amor. También la idea de saber que el amor está entre Dios y nosotros; experimentar aquí la dualidad, pero para entender que lo que nos une a Él, y nos hace uno con el Todo, es el amor.

RAJA YOGA

Es el yoga de la concentración. La concentración es la única manera de llegar al conocimiento. Aprender a controlar la mente es necesario para poder dirigirla hacia nuestro objetivo. La idea es dejar la mente en calma del oleaje que nos aborda diariamente, de esta manera, algún día trascenderemos el intelecto y percibiremos el Infinito.

Los ocho pasos del Raja Yoga:

  1. Yama: implica no dañar, decir la verdad, no robar, continencia, no codiciar.
  2. Niyama: limpieza, contento, austeridad, estudio y entrega a Dios.
  3. Asana: postura.
  4. Pranayama: control de fuerza vital.
  5. Pratyahara: restricción de los sentidos de los objetos.
  6. Dharana: concentración de la mente en un punto.
  7. Dhyana: meditación.
  8. Samadhi: experiencia superior a la consciencia.

Me llama la atención las igualdades que el autor anota en la página 284, en el capítulo de Meditaciones y Mantras, con respecto a los tres niveles de meditación:

12 segundos de concentración = 1 dharana

12 dharanas = 1 dhyana

12 dhyanas = samadhi

¿En qué se basan estas igualdades? ¿Las deciden cuando establecen los ocho pasos del Raja Yoga? Y, teniendo en cuenta que cada uno tiene un cuerpo diferente ¿acaso no variarán esas igualdades entre una persona y otra? Sinceramente, me sorprende mucho estar leyendo contenidos tan abstractos y encontrarme de repente estas equivalencias matemáticas. 

VALORACIÓN GLOBAL

El texto me ha parecido bastante instructivo, debido a mi desconocimiento absoluto de la materia. La lectura se me ha hecho lenta por las anotaciones y aclaraciones que he tenido que ir trabajando a lo largo de la misma, y debido al motivo mencionado anteriormente. He encontrado muy útil que ciertos conceptos se reiteren tanto.

Sin embargo, he echado de menos ejercicios prácticos para poder llevar a cabo toda esta teoría, sólo en los últimos capítulos se encuentran algunas pinceladas sobre técnicas de meditación.