Significado

Baddha: cierre, atado.
Kona: ángulo.
Asana: postura

También traducida al español por postura del zapatero, o al inglés por postura de la mariposa.

¿Cómo ejecutarla?

Este es un asana sencilla y fácil de ejecutar. Es por ello que son de las primeras a introducirse en la práctica de los principiantes.

Nos colocamos sentados con las piernas flexionadas y dejamos que las rodillas se caigan cayendo hacia los lados de manera que las plantas de los pies puedan tocarse entre sí. Antes de acercar los pies hacia la zona del perineo, sacaremos las nalgas hacia afuera para que los isquiones puedan sentarse bien sobre el suelo y así permitir a la espalda alargarse en su totalidad, estableciendo una buena base. Seguido de esto, acercaremos los pies hacia nuestras ingles agarrándolos con las manos.

Una opción es intentar abrir los pies como si fuesen un libro para intentar leer entre las plantas al mismo tiempo que empujamos con los codos las piernas de forma muy sutil.

Otro ejercicio muy común es agarrar con las manos los dos pies de manera que el pulgar quede en el centro de las plantas y los demás sigan por el empeine, alargando bien la espalda comenzamos a balancear las piernas arriba y abajo, como si fuese el aleteo de una mariposa. Esto nos ayudará a entrar de manera progresiva al asana.

Beneficios

  • Nos ayuda en la apertura de caderas, y por lo tanto, es una postura muy indicada en el Yoga Prenatal, pues irá acostumbrando de manera progresiva al cuerpo para el momento del parto.
  • Fortalece y estira toda la parte interior de los muslos.
  • Estimula la circulación de las piernas.
  • Aporta flexibilidad a las caderas.
  • Permite estirar la espalda, partiendo de la sentada sobre los isquiones y llegado hasta la coronilla.
  • Puede ayudarnos a introducir la postura de Loto.

Contraindicaciones

  • No realices Baddha Konasana si padeces alguna lesión en la rodilla o en las ingles.
  • No conviene forzar la postura usando peso en las rodillas o pidiendo a alguien que empuje hacia el suelo. Sé respetuoso/a con tu cuerpo aceptando los límites y no lo lleves allí donde no puede ir por sí solo.