Surya Namaskar

Surya: Sol

Namaskar: Saludo

El Saludo al Sol es una secuencia de asanas, un calentamiento del cuerpo que nos prepara para la práctica del yoga físico. Prepara a los músculos y articulaciones estimulando, al mismo tiempo, los órganos y los sistemas corporales.

Según la escuela o el lugar, la práctica del Saludo al Sol es diferente una de otra aunque muy similares. Todas las variantes tienen en común el dinamismo con que se ejecuta, ya que cada movimiento va asociado a la inhalación o la exhalación. La practica requiere un buen nivel de concentración y atención de manera que cuerpo, mente y respiración casi se vuelvan uno en movimientos conscientes.

Surya Namaskar A. Se practica en Ashtanga y Vinyasa.

Surya Namaskar B. Se practica en Ashtanga y Vinyasa.

Surya Namaskar (Hatha Yoga, Estilo Rishikesh)

Aunque puedan parecer movimientos y asanas aislados, el Saludo al Sol se ejecuta de manera fluida como un sólo movimiento. Durante todo lo que dura la secuencia no debemos observar cortes o tirones bruscos. Se recomienda comenzar suavemente en un ritmo más lento y controlado y poco a poco ir aumentando la velocidad hasta integrarla con la respiración. En el caso de notar excesivo cansancio, podrás realizar pausas al finalizar una secuencia, y cuando hayas recuperado, continuar.

Cuándo practicarlo.

Desde el Hatha Yoga tradicional se recomienda practicar el Saludo al Sol antes del amanecer, o lo más cerca posible de la salida del sol, mirando siempre hacia el este. A primera hora de la mañana la mente se encuentra sosegada y el cuerpo más descansado tras el sueño nocturno.

Aun así, puedes practicarla en cualquier momento, ya que es una serie relativamente corta que no debe llevarte mucho tiempo en su ejecución, otra cosa es la profundización que quieras hacer en ella.

Podemos practicar el Saludo al Sol para calentar en nuestra sesión de Yoga. También realizarla lentamente, dando lo mejor de ti en cada asana. De esta manera perfeccionas tu técnica y podrás dedicarte más adelante a llevar consciencia al movimiento y disfrutar de la interiorización.

Beneficios del Saludo al Sol

  • Revitaliza, aportando energía y dejando sensación de bienestar.
  • Contribuye a la mejora de la flexibilidad general de músculos, tendones y ligamentos.
  • Da fuerza al aparato locomotor.
  • Realiza un sutil masajeo en los órganos internos.
  • Aporta concentración, calma, serenidad y fuerza interior.
  • Sirve como introducción a  técnicas de respiración ya que te exige controlarla en todo momento.
  • Ayuda como calentamiento antes de la sesión de Yoga.

 

El Saludo al Sol es una secuencia de Yoga muy útil para que los principiantes vayan entrando en contacto con el Yoga. Así aprenden poco a poco posturas muy comunes, como El Perro y La Cobra.

El Saludo al Sol no es solo para principiantes, como demuestra que sea una postura tan practicada por todos los yoguis del mundo, sea su nivel intermedio, avanzado e incluso el nivel de maestro. Tiene grandes beneficios por combinar muchas asanas, y ayuda tener una secuencia de Yoga a la que acostumbrarte.

Espero que os haya gustado la explicación sobre qué es, los beneficios del Saludo al Sol, y los pasos. Te invito a que compartas cualquier opinión sobre esta explicación o sobre cualquier tema de Yoga. ¡Muchas gracias! ¡Namaste!