Los pranayamas son técnicas de respiración que regulan la energía vital. La respiración es la función fisiológica que sirve de puente entre nuestro cuerpo y nuestra mente. Debido a esta estrecha relación, las modificaciones en la respiración van a condicionar la actividad cerebral y las constantes vitales. Cuando los yoguis se dieron cuenta de esta interconexión investigaron a fondo sobre la respiración y desarrollaron los pranayamas.

Beneficios de los paranayamas.

  • Disminuye la ansiedad, ayudando al manejo respiratorio aportando herramientas de como incidir en respiraciones más energéticas o en respiraciones más relajadas. De este modo, al notar posibles indicios de ansiedad el practicante podrá detectarlos y usar alguno de los pranayamas que ayudan a relajar y equilibrar, como Anuloma Viloma o Nadi Shodhana.
  • Disminuye la presión arterial y estabiliza.
  • Con pranayamas energéticos, como Kapalabhati o Bhastrika, conseguimos mayores niveles de energía.
  • Suele dejarnos relajados, con el noto mucho más dispensado.
  • Previene el estrés y la sensación de angustia.
  • Aumentar el aporte de oxígeno. El flujo de oxígeno llega hasta cada célula del cuerpo. Es por ello que se dice que pranayama regenera las células del cuerpo, aumenta el bienestar y ayuda a sanar.
  • Desarrollo de la capacidad de concentración, lo que ayuda a relajarnos. Acalla los pensamientos y las emociones, aportando sensación de paz interna.
  • Durante las retenciones se estimula la respiración celular.
  • Equilibra la relación entre prana y  apana

Conceptos básicos a tener en cuenta.

Hay una ser de término que debemos aclarar antes de continuar.

  • Puraka: se refiere a la inhalación, no solo del aire, sino de la energía que demandan nuestras necesidades pisco-físicas.
  • Rechaka: es la exhalación, momento en el cual la energía fluye hacia el exterior completando el ciclo. Con la espiración soltamos tensiones y relajamos no solo el cuerpo, sino también la mente.
  • Bahir Kumbhaka: es la retención en vacío. Es decir, tras una exhalación retenemos el aire. Esto genera una sensación de equilibrio y serenidad
  • Antar Kumbhaka: es la retención en lleno. Se produce cuando retenemos la respiración tras una inhalación. En este instante, la asimilación del prana es mayor.

Tipos de pranayamas.

Aunque todo pranayama produce varios efectos al mismo tiempo, siempre hay alguno que es destacable según el tipo de ejercicio respiratorio que realicemos.

Podemos clasificarlos en vigorizantes, equilibrantes  y tranquilizantes. Y así quedaría la clasificación:

  • Vigorizantes: en este sector nos encontramos con Kapalabhati o Bhastrika con los que generamos calor además de revitalizarnos.
  • Equilibrantes: Nadi Shodhana o Anuloma Viloma son ideales si lo que queremos es equilibrar el flujo energético de los nadis.
  • Tranquilizantes: Bhramari no solo relaja, sino que nos prepara para el estado meditativo.

Kapalabhati

Kapala: cráneo
Bhati: brillar o limpiar.
El término parece hacer referencia al efecto clarificador de la mente que se queda tras esta técnica respiratoria. Se dice que difumina la niebla de la mente y nos da un nuevo y más claro punto de vista.
¿Cómo practicarlo?
  1. Elige un lugar tranquilo, libre de ruido y contaminantes ambientales como polvo, polución u olores desagradables.
  2. Siéntate cómodamente, en el suelo o en una silla rígida.
  3. Las inspiraciones se producen de forma automática, casi inconscientemente, pero la exhalación debe de ser seca, rápida y forzada. Puedes llevar una mano al abdomen para comprobar que al exhalar así de forzado, la tripa se mete hacia adentro, como si de un estornudo se tratase.
  4. Se puede comenzar 3 con series de pocas exhalaciones sin hacer retenciones entre las series. A medida que se avance en la práctica se podrá introducir la retención en lleno (en tres cuartas partes de la capacidad pulmonar, nunca al completo) entre serie y serie.

Bhastrika

Bhastrika: fuelle.

Al practicar este pranayama imitamos el movimiento de un fuelle: hacemos una serie de exhalaciones e inhalaciones intensas y rápidas. Es el ejercicio yóguico que más directamente se relaciona con la energía kundalini y por esta razón es muy poderoso. Según la anatomía del yoga, kundalini es una energía cósmica que tenemos dormida en la base de la columna vertebral.

La tradición tantrica la describe como una serpiente enroscada. Esta energía puede llevarnos a planos de conciencia muy elevados. Esta técnica debe practicarse las primeras veces siempre de la mano de un profesor.

Se debe realizar tras llevar bastante tiempo de práctica, no sólo de asanas, sino de otros pranayamas y meditaciones.

Es similar al Kapalabhati, pero constituye un ejercicio de respiración más avanzado y que trabaja a un nivel más sutil. En esta ocasión no sólo la exhalación será forzada y rápida, sino que la inhalación también. Además, incluyen los cierres energéticos, bhandas, Jalandhara, Mula Bandha, Uddiyana bandha para unir prana (energía vital) y apana (su contrario), lo cual eleva el kundalini.

¿Cómo practicarlo?
  • Elige un lugar tranquilo, libre de ruido y contaminantes ambientales como polvo, polución u olores desagradables.
  • Siéntate cómodamente, en el suelo o en una silla rígida.
  • Nos preparamos para una sucesión rápida de inhalaciones y exhalaciones, haciendo énfasis tanto en la exhalación como en la inhalación.
  • Tras unas cuantas repeticiones, deja que la respiración fluya natural un par de inhalaciones. A la tercera respiración natural, haz una retención en lleno (a las tres cuartas partes de la capacidad pulmonar) cierra los bandhas y las fosas nasales con vishnu mudra. Cuando necesites exhalar hazlo solo por la fosa nasal izquierda de manera controlada y suave.

Nadi Shodhana

Esta técnica consiste en inspirar por la fosa nasal izquierda, espirar por la derecha, inspirar de nuevo por la derecha y espirar por la izquierda de nuevo. Esta alternancia respiratoria por las fosas nasales se realiza con Vishnu Mudra, llevando los dedos índice y corazón hacia adentro y usando el pulgar y el anular para tapar las fosas nasales de manera alterna.

Al usar de manera alterna las fosas nasales, la energía vital circula en los nâdî (canales energéticos) ida y pingala de forma equilibrada.

Anuloma Viloma

Al igual que en Nadi Shodhana,en este ejercicio realizamos respiraciones alternas por ambas fosas nasales, solo que entre la inhalación y la exhalación realizaremos una retención en lleno. Las proporciones son: inhalamos en 3, retenemos en 12 y exhalamos en 6; aunque siempre podremos utilizar múltiplos o divisores estas proporciones, respetando la relación entre ellas (1 – 4 – 2).

Bhramari

  • Elige un lugar tranquilo, libre de ruido y contaminantes ambientales como polvo, polución u olores desagradables.
  • Siéntate cómodamente, en el suelo o en una silla rígida. Cierra los párpados y relájate unos instantes.
  • Tapona las orejas con las puntas de los dedos índices, introduciendo las puntas en los orificios de estos, hasta que notes que quedan herméticamente tapados. Los dedos quedan recogidos y relajados en la palma de la mano.
  • Inspira larga y profundamente, hasta las tres cuartas partes de la capacidad pulmonar. Cuando exhales hazlo lenta y suavemente por la nariz, imitando el zumbido que hacen las abejas.
  • Concéntrate en el sonido, sintiendo la vibración que produce en el interior de la cabeza. Observa la vibración que se produce en todo tu cuerpo.
  • Al terminar, permanece sentado en silencio. Mantén los ojos cerrados y observa las sensaciones que se han quedado en tu cuerpo y en tu mente.