Baddha Konasana es una de esas posturas que aprendemos al principio, en nuestra iniciación al Yoga, en Shala Yoga Madrid. El término Baddha viene del original sanscrito, que significa “atado o cerrado” y “Kona” quiere decir “ángulo”; por último, la parte final de la palabra “asana” aparece siempre al final del nombre, pues significa “postura”. 

La postura se traduce como “postura del ángulo atado”; también se conoce como postura de la mariposa y hay quien la llama postura del zapatero. En cualquier caso, lo más importante es que aprendas a realizarla, tomando las precauciones necesarias y siguiendo la técnica correcta, para evitar lesiones. Ahora, aprenderás paso por paso este asana. 

Baddha Konasana o Postura de la Mariposa

  1. Busca la posición de Dandasana, sentado o sentada y no olvides mantener la espalda recta. Pon las piernas una junta a otra, estiradas hacia el frente y con los brazos a tus lados. Sobre la esterilla, pon las palmas de tus manos. Pon la parte interna de tus rodillas en pleno contacto con el mat. Pon atención en tus dedos de los pies y estíralos hacia ti. 
  2. Flexiona las rodillas y pon las plantas de tus pies una frente a la otra. Lleva tus pies lo más cerca que puedas de la cadera. 
  3. Luego intenta, sin ayuda de las manos, llevar tus rodillas al mat y cuando llegas al tope de tu capacidad, empújalas con las manos, sin forzar demasiado. 
  4. Lleva todo tu peso sobre tus glúteos, saca el pecho y estira la espalda.
  5. Toma los pulgares de tus pies y asegúrate de que tus talones estén presionados, el uno al otro.
  6. Procura permanecer en esta posición al menos por un minuto; descansa y repite entre tres y cinco veces. 

Una recomendación importante es que al realizar la postura, cuando debas bajar las rodillas hacia el mat, debes estar atento a no provocarte ningún daño. Tu flexibilidad tiene un límite y si das con este, no intentes pasarlo a fuerza, sino, más bien, se cuidadoso y ve poco a poco.

Rebotar unas cuantas veces también es una buena idea. Así estás calentando la zona de la cadera y será más sencillo llegar las rodillas al suelo (o no). De hecho, el nombre que tiene este asana tiene que ver con ese “aleteo” de las rodillas. 

Algunos beneficios de la Postura de la Mariposa

  1. Los órganos abdominales son estimulados. 
  2. Las caderas se benefician de la apertura; lo cual es muy positivo para las mujeres que se preparan para el parto. 
  3. La circulación de las piernas obtiene mejorías. 
  4. Los músculos de las piernas disfrutan de un estiramiento adecuado, especialmente, los de la parte interna. 
  5. Ayuda a desarrollar la flexibilidad de las caderas. 
  6. En algún punto, se torna un ejercicio muy relajante. Cuando ya han cedido los ligamentos y te encuentras menos rígido o rígida. 
  7. Ayuda a vencer la fatiga. 
  8. Contribuye al estiramiento de la espalda y al mejoramiento de la postura. 

No sólo un asana sencilla.

Baddha Konasana es un asana que puedes realizar en tu practica diaria de yoga. Además, es una postura de yoga que relaja y reduce el estrés, por ser una flexión.

Por otra parte, si buscas posturas de yoga para ampliar la apertura de las caderas por la práctica de la danza, el teatro o algún deporte acrobático, esta postura te ayudará mucho. También es una postura beneficiosa para mujeres embarazadas, ya que permite trabajar en la flexibilidad del músculo psoas, y la apertura para el momentos del parto.

Es una postura muy utilizada en Yin Yoga, disciplina dentro del Hatha Yoga que busca llegar a las profundidades del cuerpo, incidiendo en el tejido conectivo, ligamentos y articulaciones en general.