¿Buscas una manera diferente de hacer ejercicio?¿Últimamente padeces de estrés o te ha llamado siempre la atención eso del yoga?  ¡bienvenido, has dado con el post adecuado!

En Sala Yoga Madrid esta semana hablamos de cómo realizar la iniciación al yoga desarrollando aquello que se precisa para practicarlo como asanas (posturas) básicas  algún que otro consejo para disfrutar de la práctica de yoga en todo su esplendor.

No obstante, hemos de recordar la estrecha unión que vincula al yoga con el hinduismo y el budismo, así que, se entiende la meditación como una parte fundamental e integrante de la práctica de yoga.Otro aspecto es el enfoque que se le quiera dar a la meditación y al camino del yoga. Si se decide enfocar hacia lo espiritual o no, eso ya depende de la práctica de cada uno.

De cualquier manera, es necesario entender que la práctica tradicional del yoga va mucho más allá del Hatha yoga o yoga físico.

¿Qué necesito para iniciarme en e9l yoga?

La lista de la compra es tan económica como corta:

  • Ropa cómoda: Para la práctica de yoga no necesitas ningún atuendo especial, únicamente estar lo más cómodo posible, con lo que cualquier ropa que te permita libertad de movimiento es suficiente.
  • Alfombrilla: La mayoría de los estudios de yoga ofrecen alfombrillas o las alquilan, aunque no está de más tener una propia por si las moscas ¡y así de paso practicas en casa!
  • Calzado: ¡Ninguno! Deja que tus pies caminen libres como el viento por el mat y puedan recoger la energía que la tierra les ofrece.
  • Las ganas.
  • ¡Y ya estás preparado para comenzar a practicar yoga!

¿Cuáles son las posturas más recomendadas en la iniciación al yoga?

Es súper importante al empezar a practicar yoga no obsesionarse con las posturas, y es que eso es esto lo contrario a lo que pretendemos. Con la práctica del yoga se busca relajar cuerpo y mente, y por ello recomendamos probar primero las posturas más sencillas y vayas poco a poco practicando otras más complejas cuando tu cuerpo las vaya pidiendo o tu profesor te las vaya presentando.

Paschimotanasana o postura de la pinza.

Se trata de una de las posturas más interesantes para la iniciación al yoga. Este asana es una de las primeras posturas que deberíamos aprender para practicar yoga, ya que desarrolla una mayor flexibilidad tanto en la parte posterior de las piernas como en la espalda.

Sentados en el suelo, con los isquiones bien pegados en la esterilla y con las piernas estiradas y juntas dejamos que los brazos se alarguen tomando una inspiración amplia.  El objetivo es alargar el tronco y dejar que la flexión surja desde las caderas y no desde la espalda.

PASCHIMOTTANASANA

Balasana o postura del niño.

Balasana o postura del embrión es la manera perfecta para acabar o empezar cualquier rutina de ejerciciospara eliminar el dolor de espalda.

Se trata de asana que te lleva a la calma al mismo tiempo que ayuda a liberar la tensión de la espalda.

No resulta complicada realizarla, incluso si se quisiera incidir en la apertura de caderas, podemos separar ligeramente las rodillas. También, si los hombros molestases, podemos llevar los brazos a los lados del cuerpo.

Y recuerda respirar en todo momento de manera fluida.

BALASANA

Tadasana o postura de la montaña.

Nos colocamos de pie sobre la esterilla. Y abrimos loas piernas al ancho de las caderas (más o menos) llevando los pies paralelos entre sí (hay quien la practica con los pies juntos). Comprobamos que los dedos de los pies se abren todo lo que puedan, como si de un abanico se tratase, y que la planta pisa con firmeza, dejando el peso de nuestro cuerpo uniformemente distribuido.

Desde la acción de tus pies, deja que tus piernas se activen también, ayudándote a crecer desde la base hasta la coronilla.

Deja que los hombros caigan hacia los lados y separa los brazos ligeramente del cuerpo, dirigiendo las palmas de las manos hacia el frente (hay quien la ejecuta con las palmas mirando al cuerpo y los dedos juntos hacia abajo).

Desliza tus omóplatos hacia la cintura del pantalón.

Lleva tu mirada al frente, dejando la barbilla paralela al suelo.

Imagina que desde la coronilla sale un hilo desde el que te tiran suavemente para ayudarte a crecer.

Y manteniendo todas las anteriores acciones, respira hondamente, llevando consciencia a todo lo que sucede en tu cuerpo.

Para saber más de Tadasana lee el artículo de Sala Yoga Madrid que habla sobre esta postura pinchando aquí.

TADASANA

 

Consejos en la iniciación del yoga

Para iniciarse en la práctica del yoga de manera correcta, podemos optar por varias vías. Podríamos acudir a un estudio de yoga para que un profesor o maestro nos guíen en el proceso de aprendizaje. También podemos practicar de manera libre por nuestra cuenta partiendo de totorales que encontramos en Internet. Aunque ambas posibilidades son válidas, contar con el apoyo de un profesional nos va a permitir que avancemos de manera más certera y efectiva. Podrá ayudarnos a corregir errores y resolver dudas de manera directa. Por otra parte, si por falta de tiempo o de localización fuese algo inviable, siempre tendremos la opción de aprender yoga en casa. Si quieres saber más sobre las diferencias de practicar en casa o en un estudio lee este artículo.

¿Qué aspectos afectan a la hora de practicar yoga?

Además de los conocimientos de la propia práctica, también habrá que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Dedicación: Uno de los factores que van a afectar en nuestra iniciación al yoga es el tiempo que le dediquemos a la práctica. Por regla general, lo más normal es que las clases en estudios duren entre 1 y 1,5 horas. No obstante, en caso de practicar en casa, se podrá adaptar esta duración a las capacidades del practicante y al tiempo disponible.
  • Lugar: El lugar de práctica nos va a condicionar cambie´n de manera considerable. No es lo mismo practicar en un gimnasio con la música de spinning a toda leche que en una sala propia de yoga acondicionada o en un lugar acogedor de casa.
  • Asiduidad: Es un aspecto importante, ya que de la regularidad de práctica va  depender el que notemos los beneficios de esta disciplina. Lo ideal es practicar diariamente, aunque lo mínimo podría ser dos días en semana.
  • Ambiente: Otro de los factores que ayudan en la iniciación del yoga es el ambiente y con ello nos referimos desde el instructor a el lugar, los sonidos  de alrededor e incluso la gente con la que practicamos.