¿Cuándo?

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el mejor momento para practicar Yoga?

En este artículo te contamos cuál es el momento idóneo para realizar tu práctica de yoga y así poder beneficiarte esta ancestral disciplina en todo su potencial.

Lo primero que has de saber, es que la clave está en la constancia a largo plazo. Sólo persistiendo en tu práctica de manera continuada podrás notar todos estos beneficios.

Lo bueno que tiene la práctica del Yoga es que puedes hacer tu sadhana siempre y donde quieras: al aire libre, en casa, o incluso en ratos libres en el trabajo.

Pero, ¿existe un momento idóneo para desplegar el mat, colocarte ropa cómoda y practicar los asanas (posturas) y ejercicios de pranayama (respiración)? ¿Cuál sería la mejor hora del día para realizar nuestra práctica de yoga? Los expertos aseguran que el mejor momento del día es aquel que te funcione a ti y que pueda adaptarse a tu rutina de trabajo y vida personal, de manera que cuando estés en tu prácticas, estés sólo ahí, y no pendiente de una llamada o de lo que toca que hacer al salir de clase. El quid de la cuestión radica en ajustar tus clases de yoga a tus horarios para que así la practica se pueda prolongar en el tiempo.

La tradición.

No obstante, los maestros del estilo Ahstanga como Pattabhi Jois, indican que el momento idóneo del día es temprano por la mañana, y si es antes del amanecer, mejor.

La práctica tradicional del Hatha Yoga también apunta hacia la primera hora de la mañana, aun de madrugada. Y si bien es cierto que por la mañana el cuerpo esta más rígido, también es verdad que existe mayor voluntad y concentración; sin embargo, por la tarde el cuerpo se encuentra mas flexible, pero la mente divaga más.Debido a esto, se pueden seleccionar series y asanas más leves o fuertes según el momento del día en el que se practique.

Beneficios por la mañana

Practicar el saludo al sol todas las mañanas y en ayunas ayuda a que, tanto el cuerpo como la mente, se despierten de manera progresiva.

Al estar el cuerpo rígido de las horas de sueños, es más notable el efecto que la parte práctica produce en nosotros.

Por otro lado, nuestra mente viene de estar en calma durante las horas de sueño. Es más fácil por ello concentrarse y realizar la práctica meditativa sin que las fluctuaciones mentales amenace con invadir la calma.

Beneficios por la tarde

Realizar tu práctica por la tarde va a contribuir a recargar tus pilas y a activarte para lo que resta de día. Es una buena manera de romper la rutina y dejar que tanto el cuerpo como la mente se oxigenen.

Esta hora del día para practicar Yoga será una forma ideal para dejar atrás la tensión y el estrés acumulado durante el día.

Beneficia notablemente a la calidad del sueño.

 

Shala Yoga Madrid

Tus clases de Hatha Yoga, Vinyasa Yoga, Yoga aéreo y Yoga Prenatal en el centro de Madrid.

Horarios y tarifas