Los asanas de torsión se caracterizan por el giro sobre su propio eje que ejecuta la espina dorsal.

Las torsiones en yoga podrán ir acompañadas de flexiones o extensiones de columna. Son posturas que se podrán incluir en cualquier instante de la práctica porque pueden ser contra posturas de otras o prepararnos para ir hacia otro asana. Aunque también podrás realizarlas al finalizar la práctica, ya que el cuerpo encuentra así un equilibrio energético.

Estos asanas son adecuadas practicarlas con mayor intensidad en las transiciones estacionales como en Primavera y Otoño. Ayudan a masajear los órganos internos, a fortalecer la espalda y a equilibrar el sistema nervioso.

Pero ¿conoces verdaderamente los beneficios de las torsiones?

La mecánica.

Las torsiones trabajan con toda la columna vertebral, desde su base (cóccix) hasta las vértebras cervicales. Las torsiones pueden darse desde distintas posturas, de pie, sentados o acostados.

En mis clases de Hatha Yoga y Yoga Vinyasa, me gusta poner el ejemplo de la pajita para hablar de crear espacio entre vértebras. Si imaginamos una pajita al doblarla sin estirarla primero, podremos observar como los pliegues de la misma quedan presionados unos con otros. Sin embargo, cuando estiramos primero y luego doblamos, el espacio entre ambos pliegues es mayor.

Lo mismo ocurre con la columna vertebral. SI antes de girar en torsión, no buscamos alargar la espalda para crear espacio entre las vértebras, estaremos comprimiendo y machacando los discos y podremos incluso ocasionar profusiones y hernias. Es preferible girar menos pero elongar el tronco antes que buscar la torsión como prioridad en la postura.

Cómo realizar las torsiones en Yoga

Antes de iniciar el asana, exhalar profundamente nos facilitará generar conexión con nuestra base. Y ese enraizamiento nos va a ayudar a abrir espacios no sólo en el cuerpo, sino también en la mente.

Sobre tu ma de Yoga, inhala de manera profunda, dejando que todo tu cuerpo se expanda, y con la exhalación deja que poco a poco tu columna vaya girando sobre sí misma. Recuerda inhalar para alargar la espalda, y exhalar para girar.

Beneficios de las torsiones en Yoga

1- Desarrollan un buen equilibrio entre cuerpo y mente.
2- Fortalecen los músculos de la espalda y suavizan sus dolores.

La zona lumbar de nuestra espalda recibe mucha carga a lo largo del día, tanto si estamos sentados como si estamos de pie. Descomprimir esa tensión a través de torsiones nos ayudará a corregir la postura y a suavizar síntomas de la compresión. Con las posturas de torsiones, nuestra espalda se fortalece al mismo tiempo que provocamos un mayor riego sanguíneo.

4- Producen un beneficioso masaje en los órganos internos

Con ayuda de las torsiones, se produce una limpieza de toxinas en los órganos internos. La presión ejercida en el abdomen hace que los órganos, al ser esponjosos, expulsen la sangre y líquidos renovándolos con sangre nueva. Además, dependiendo del sentido de la torsión se activarán el hígado, páncreas, estómago e intestinos al mismo tiempo que equilibrarán la función renal.

5- Contribuyen a una mejor digestión aportando energía.

Cuando el sistema digestivo es lento es síntoma de mal funcionamiento, y esto puede ser el origen de enfermedades. Estimularlo y masajearlo nos ayudará a promover su correcto funcionamiento.

6- El sistema nervioso central se ve equilibrado

Favorecen la calma, relajando y desbloqueando el sistema nervioso.

Contraindicaciones

  • Hernias intensas en la columna lumbar, dorsal o cervical
  • Problemas estomacales o abdominales.
  • Embarazadas