15 DÍAS MÁS, YOGA PARA LA CUARENTENA.

El Gobierno prorroga 15 días más el estado de cuarentena. Cada uno de nosotros, desde nuestro individualismo, nos hacemos responsables para seguir realizando el esfuerzo de salir a la calle lo indispensable. Todo ello por el bien colectivo.

Y mientras todo eso ocurre, mientras la vida humana se desarrolla más en los hogares que en ninguna otra parte y recibimos una lección descomunal de humildad, el resto de la naturaleza se abre paso, como si con ella no fuera la cosa.

Este fin de semana comenzaba la primavera. Todo, para el resto de las especies sigue su curso ordinario e incluso sus condiciones mejoran gracias al parón humano.

Y aunque para muchos este confinamiento suponga un llevar al límite la paciencia y la calma, más que nunca hay que apelar a ellas. Tomándonos estos días como pequeño retiro donde poder reflexionar sobre el devenir colectivo e individual.

YOGA EN CASA

En estos días donde todos estamos mucho más sensibles y solidarios queremos haceros llegar a casa lo que sabemos hacer, YOGA.

Por ello, os iremos dejando cada semana nuestro calendario de sesiones on line

  • Día: lunes

Hora: 11.00

Estilo: Vinyasa Suave

https://zoom.us/j/982229450

  • Día: martes

Hora: 18.00

Estilo: Yin Yoga

https://zoom.us/j/903371720

  • Día: miércoles

Hora: 18.30

Estilo: Vinyasa

https://zoom.us/j/942748189

  • Día: jueves

Hora: 18.30

Estilo: Hatha Yoga

https://zoom.us/j/825665612

  • Día: viernes

Hora: 18.00

Estilo: Vinyasa

https://zoom.us/j/155436471

NUESTRAS RECOMENDACIONES

MATERIAL

Hazte con una esterilla anti deslizante para no resbalarte durante la práctica.

Tener una manta a mano viene bien a la hora de realizar savasana, el relax final.

También te puede ayudar tener un par de tacos (ladrillos) o libros (del mismo grosor) a mano.

RESPETAR LÍMITES

Ten en cuenta que la profesora no podrá verte, ni estar contigo para ayudarte a reconocer bien las posturas. Intenta escuchar a tu cuerpo en cada momento respetando cada uno de los límites que te encuentres en él, aceptando las energías de que dispongas y entendiendo que cada cuerpo es diferente y lo importante es lo que sucede en nuestro interior y no en el asana que se «dibuja» con el cuerpo.