Significado

  • Go: “vaca”
  • Mukha: “cara”.

Gomukhasana o postura de la cabeza de vaca es un asana muy utilizada tanto en nuestras clases de Hatha, en Vinyasa como en Yin Yoga (llamada en este estilo postura del lazo). Se suele utilizar también en sesiones de Yoga terapéutico. A pesar de ello, esta postura presenta contraindicaciones que son necesarias tener en cuenta a la hora de practicarla.

En este asana se cruzan los canales energeticos y esto contribuye a equilibrar el cuerpo y calmar la mente.

Esta postura de yoga nos recuerda la union entre el cuerpo y la mente. Nos invita a la acción desde la calma mental.

Historia.

La ejecución de este asana nos recuerda a la cabeza de una vaca. En la postura de rodillas, la pierna izquierda se cruza por delante de la derecha y nuestro cuerpo va a distribuir el peso sobre ambas piernas cruzadas, Por otra parte, el brazo derecho se estira hacia el cielo, flexionando el codo y llevando la mano hacia la espalda. Nuestro brazo izquierdo se flexionará también buscando por detrás de la espalda ir a tomar la mano contraria.

En India, la vaca es un animal sagrado. Es fuente de vida, por la leche que da y todo lo que con ella puede producirse. El estiércol ayuda a alimentar el fuego para la cocinar alimentos.

En ciertos lugares de la India se realizan ceremonias en las que algunas personas de baja casta se elevan a un rango de casta superior, y todo ello naciendo de una vaca que lleva un manto de oro.

Cómo realizarla.

Desde la postura de la cuadrupedia (cuatro puntos) con las rodillas y las manos apoyadas, cruza la pierna derecha por delante de la izquierda, de forma que puedas alinear ambas rodillas dejando que los pies salgan hacia afuera. Si echar peso hacia atrás para pretender sentarnos supone una odisea, cogeremos un zafú dándole altura a las caderas.

El brazo que se extiende arriba es el contrario de pierna que cruza por encima.

Gomukhasana, en miembros superiores.

Aunque esta postura no va más allá de los rangos articulares anatómicos y no debería suponer ninguna lesión, puede ser bastante dolorosa para alumnos que tengan lesiones del manguito rotador.

Si, a pesar de no existir lesión, nuestra movilidad no nos permite enganchar ambas manos, siempre podremos usar cinturones o cualquier otro tipo de materia que nos reduzca el rango. Este tipo de adaptaciones serán más viables en aquellos estilos que trabajan los asanas de manera más estática, como el Yin Yoga, el Hatha o Yoga Iyengar.

Gomukhasana (cabeza de vaca)

Gomukhasana, en miembros inferiores.

Gomukhasana o postura de la cara de vaca, se suele aconsejar realizarla sobre un zafu. Mientras más elevadas estén las caderas menos va a afectar a la cadena paravertebral de la espalda. De esta manera, la movilidad en los miembros, tanto superiores como inferiores, será mayor. Gomukhasana es una postura de yoga que compromete en ocasiones a las articulaciones, en concreto las rodillas. Y tal vez este tipo de ejercicios para personas mayores, con artritis, artrosis u obesidad sean poco recomendables.

Adaptaciones.

En el cuadro inferior.

Si al cruzar tus piernas observas que uno de los glúteos se queda elevado y que tu base no se sustenta por igual en ambos lados, es importante colocar un soporte, ya sea un cojín o un taco para estarte en él y permitir que la espalda tenga una base firme y estable en ambos lados. Si aun con la elevación el cruce de piernas supone algo extremadamente incómodo podremos llevar un cruce de piernas normal, teniendo en cuenta cuál es la pierna que va delante (o detrás) para luego cambiar el cruce.

En el cuadro superior.

En el caso de no poder enganchar nuestras manos entre sí tras la espalda, podremos usar un cinturón o incluso si no disponemos de él, agarrar la camiseta por detrás siempre será una opción.

Beneficios

  • La compresión de los órganos pélvicos favorece el tono en los órganos reproductores, tanto masculinos como femeninos.
  • Da fuerza y flexibilidad a los músculos y nervios de los hombros.
  • Favorece la disminución de síntomas en casos de asma y enfermedades respiratorias.
  • Es un intenso estiramiento de pecho que acaba con la tensión en los hombros al mismo tiempo que abre y amplía la función respiratoria.
  • Produce cierta estimulación en los riñones que ayuda a mejorar el proceso de purificación en el cuerpo.
  • Suaviza el dolor de ciática, el reuma y la tensión de hombros y cuello.

Contraindicaciones

Trabajaremos con cuidado y observando el cuerpo siempre que existan lesiones de hombros y cuello.