Hay numerosos tipos diferentes de yoga. Ya sea que desees una clase más exigente físicamente o una clase meditativa, relajante y fácil.

En cada uno de los estilos, un poco diferente a los demás, encontrarás diferencias según el profesor que lo imparta. 

Dar una oportunidad a algunos estilos y profesores antes de decidirnos por el favorito mejorará nuestra experiencia de yoga en general y nos desafiará a salir de tu zona de confort. 

Hoy día, los linajes no son tan relevantes como lo eran antes. Si andas buscando un estilo tradicional, esta guía te ayudará a comprender los conceptos básicos antes de sumergirse en una clase.

11 ESTILOS DE YOGA 

1. Vinyasa yoga 

Uno de los significados de la palabra Vinyasa es "colocar de forma especial", en este caso, posturas de yoga. 

Vinyasa yoga es a menudo considerado el estilo de yoga más atlético, junto con el Ashtanga. Vinyasa fue adaptado del ashtanga yoga en la década de 1980. Muchos tipos de yoga también pueden considerarse flujos de vinyasa, como ashtanga, power yoga y prana. 

Cómo practicar: 
En las clases de vinyasa, el movimiento se coordina con la respiración y el movimiento para fluir de un asana a otro. Los estilos de Vinyasa pueden variar según el maestro, y puede haber muchos tipos de posturas en diferentes secuencias. Personalmente, en nuestro estudio de yoga de Madrid centro, enseñamos un estilo de vinyasa basado en alineación y realizamos nuevos flujos en cada clase. Aunque bien es cierto, que también nos gusta mantener algunas de las posturas un poco más en la segunda mitad de la clase. 

Podrás encontrar más información sobre los beneficios específicos de vinyasa aquí.


2. Hatha yoga 

El término sánscrito "hatha" es un término general para todas las posturas físicas del yoga. En Occidente, hatha yoga simplemente se refiere a todos los demás estilos de yoga (ashtanga, Iyengar, etc.) que se basan en una práctica física. Sin embargo, hay otras ramas del yoga como bhakti, raja y karma yoga que están separadas de la práctica del yoga basada en el físico. 

El yoga de base física es el más popular y tiene numerosos estilos. 

Cómo practicar: 
Las clases de hatha yoga son las mejores para los principiantes, ya que generalmente son más lentas que otros estilos de yoga. Nuestras clases de Hatha, en plenos centro de Madrid, parten de un enfoque clásico, estilo Rishikesh, en el que se trabajan técnicas de respiración (pranayamas), asanas (posturas), relajación (savasana) y meditación. 

Si eres nuevo en el yoga, el hatha yoga es un gran punto de entrada a la práctica. 

3. Iyengar yoga 

Iyengar yoga fue fundado por B.K.S. Iyengar y se centra en la alineación, así como en movimientos detallados y precisos. En una clase de Iyengar, los estudiantes realizan una variedad de posturas mientras controlan la respiración. 

Cómo practicar: 
Generalmente, las poses se mantienen durante mucho tiempo mientras se ajustan las minucias del asana en sí. Iyengar depende en gran medida de los accesorios para ayudar a los estudiantes a perfeccionar su forma y profundizar en las poses de una manera segura. Aunque no saltarás, definitivamente harás ejercicio y te sentirás increíblemente abierto y relajado después de una clase de Iyengar. Este estilo es realmente bueno para personas con lesiones que necesitan trabajar lenta y metódicamente.

4. Kundalini yoga 

La práctica de Kundalini Yoga es espiritual y física a partes iguales. Este estilo trata de liberar la energía kundalini en su cuerpo que se dice que está atrapada o enrollada en la parte inferior de la columna. 

Cómo practicar: 
Estas clases realmente ejercitan su núcleo y respiración con ejercicios de respiración y posturas vigorizantes y de movimiento rápido. Estas clases son bastante intensas y pueden incluir canto, mantra y meditación.

5. Ashtanga yoga 

En sánscrito, ashtanga se traduce como "Sendero de los ocho miembros". En Mysore, India, la gente se reúne para practicar esta forma de yoga juntos a su propio ritmo; si ves el ashtanga dirigido por Mysore, se espera que conozcas la serie. Vinyasa yoga proviene de ashtanga como el estilo fluido que une la respiración con el movimiento. 

Cómo practicar: 
Ashtanga yoga implica una secuencia de posturas muy exigentes físicamente, por lo que este estilo de yoga definitivamente no es para principiantes. Se necesita un yogui experimentado para amarlo realmente. Ashtanga comienza con cinco saludos al sol A y cinco saludos al sol B y luego pasa a una serie de posturas de pie y en el suelo. 

6. Bikram yoga 
Bikram yoga lleva el nombre de Bikram Choudhury y presenta una secuencia de poses en una sala similar a una sauna, generalmente a 40ºC y 40% de humedad. Choudhury enfrentó demandas por agresión y acoso sexual en los Estados Unidos y huyó a México en 2017. Muchos estudios que antes eran Bikram ahora practican hot yoga, en un esfuerzo por disociarse del fundador. 

Cómo practicar: 
La secuencia incluye una serie de 26 posturas básicas, cada una de las cuales se realiza dos veces. Muchas de estas poses se centran en la alineación adecuada. Si está interesado en el yoga con el calor encendido, busque estudios que ofrezcan clases de hot yoga.

7. Yin yoga 

Yin yoga es un estilo de yoga de ritmo lento con posturas sentadas que se mantienen durante períodos de tiempo más largos. Yin también puede ser una práctica de yoga meditativa que te ayuda a encontrar la paz interior. 

Cómo practicar: 
Las posturas se pueden mantener entre 45 segundos y 5 minutos. Las clases son relajadas, ya que se supone que debes dejar que la gravedad haga la mayor parte del trabajo. Más información sobre Yin Yoga.  

8. Yoga restaurativo 

El yoga restaurativo se enfoca en relajarse después de un largo día y relajar la mente. En esencia, este estilo se centra en la relajación corporal. El yoga restaurativo también ayuda a limpiar y liberar tu mente. 

Cómo practicar: 
Pasas más tiempo en menos posturas durante la clase. Muchas de las poses se modifican para que sean más fáciles y relajantes. Al igual que Iyengar, se utilizan muchos accesorios y se colocan a la perfección, como mantas, cojines y almohadillas para los ojos. Todos los accesorios están ahí para ayudarte a sumergirte más profundamente en la relajación. 

9. Yoga prenatal 

El yoga prenatal se adapta cuidadosamente para las "futuras mamás" y se adapta a las mujeres en todos los trimestres. Muchos han dicho que el prenatal es uno de los mejores tipos de ejercicio para las futuras mamás debido al trabajo del suelo pélvico, el enfoque en la respiración y el vínculo con el bebé en crecimiento. 
El yoga prenatal también ayuda a las madres a prepararse para el trabajo de parto.  

Cómo practicar: 
Durante esta práctica, usará accesorios para modificar sus poses y garantizar la estabilidad; en esta clase, se trata más de estabilidad que de flexibilidad.

10. Anusara yoga 

Anusara es una versión moderna de hatha yoga, muy similar a vinyasa en que se enfoca en la alineación, pero con más enfoque en la conexión mente-cuerpo-corazón. Fue fundada por John Friend, quien creó un sistema único llamado Principios Universales de Alineación. Renunció en 2012 tras acusaciones de conducta sexual inapropiada y mala gestión financiera. Desde entonces, Friend se ha asociado con Desi y Micah Springer para enseñar el método Bowspring. 

Cómo practicar: 
Anusara se centra en las espirales y en cómo debe moverse cada parte del cuerpo, y también es conocida por su énfasis en la apertura del corazón.  

11. Jivamukti yoga 

Jivamukti fue fundada en 1984 por Sharon Ganon y David Life. Jivamukti son principalmente clases de estilo vinyasa-flow infundidas con enseñanzas espirituales hindúes. En esencia, este estilo enfatiza la conexión con la Tierra como un ser vivo, por lo que la mayoría de los devotos de Jivamukti siguen su filosofía vegetariana. 

Cómo practicar: 
Una serie de cánticos generalmente abren el comienzo de la clase, seguidos de una serie de poses que se alinean con los cinco principios del Jivamukti yoga y la filosofía.