Si estás pensando en crear cambios duraderos para este nuevo año es probable que necesites una herramienta más poderosa que la fuerza de voluntad.

En lugar de dejar un mal hábito, querer generar riquezas o encontrar al señor o señora perfecta, prueba a realizar un hábito a tu alrededor.

Dicen que los rituales son la tecnología espiritual del siglo XXI, cambian nuestra conciencia de un estado a otro.

QUÉ ES UN RITUAL

Un ritual es una serie de actos simbólicos estructurados que nos brindan las herramientas para cambiar nuestra forma de pensar, nos hacen romper barreras y nos ayudan a ver la realidad de nuestras vidas desde una mira mucho más amplia.

De alguna manera, los símbolos son el lenguaje del alma, que pasan por alto la lógica de la mente y conectan con nosotros en un ámbito más íntimo y profundo.

A la hora de realizar un ritual, es necesario tener en cuenta que los 12 primeros días del año son muy potentes ya que simbolizan los 12 meses del año.

Aquí os dejamos tres de nuestros rituales del año preferidos.

PARA AHORA, RELÁJATE Y ESTABLECE TU INTENCIÓN.

En ocasiones, las propuestas de año nuevo no van de la mano con «arreglarse uno mismo» o cambiar conductas, sino en revelar nuestro ser inherente y único.

Esta es una de las intenciones más elevadas del Hatha Yoga. Practicamos yoga para estar más relajados, centrados y alineados de manera que se puedan cultivar las condiciones adecuadas en nuestro cuerpo, mente y espíritu. Esto va a conllevar que nuestro resplandor y bondad intrínseca brillen

Cuando nos encontramos en semejante alineación, sentimos una profunda conexión con todas las cosas. Desde el lugar que ocupamos podemos realizar una pausa y traer una y otra vez nuestro más sincero agradecimiento. Desde ese lugar de nuestro corazón nacen las intenciones más profundas, y desde ahí podemos escuchar y encontrar el valor para actuar en consecuencia.

La práctica de Yoga nos ayuda a encontrar esta referencia, o al menos a ir en la búsqueda (es un camino que nunca acaba). Por eso te proponemos comenzar de la mejor de las maneras, practicando o bien en nuestras clases regulares, o realizando cualquiera de nuestros talleres de año nuevo.

DEJAR IR.

La entrada de año es un momento perfecto para limpiar, renovar y recolectar, de esta manera nos será más fácil reconectar e incorporar patrones nuevos.

La mayoría de las tradiciones comienzan el año nuevo con rituales de soltar, de dejar ir, para así dar paso a lo nuevo.

¿CÓMO DEJAR IR LO VIEJO?
  • Puedes hacer limpieza general.
  • Limpiar armarios y donar ropa (en Italia es muy común regalar cosas propias a principio de año).
  • Puedes ir hacia algo más intencional.

Es decir, puedes realizar una lista o un balance en papel sobre aquellos patrones, hábitos que durante el año anterior te mermaron o te ocasionaron complicaciones. Ese papel puedes quemarlo o triturarlo como algo simbólico, que en el fondo calará en tu subconsciente.

Ese ritual de liberación nos transmitirá el mensaje de que esa faceta o aspecto de nuestra vida ha finalizado, se ha extinguido.

EL RITUAL DE LA PROSPERIDAD

Si buscas abundancia en general, ya sea a nivel económico o de salud, prueba el siguiente ritual.

Mete en un cuenco monedas sueltas al llegar a casa en el periodo de esos 12 primeros días del año. Bendice a tu manera, pensando en el tipo de abundancia que deseas (amistad, salud para tus seres queridos, generar riquezas…) con un ritual de corazón esas monedas. Luego espárcelas por casa bendiciendo de nuevo y déjalas en el suelo durante 48 horas. Deberás regalar esas monedas como gesto simbólico de aquel que es generoso y confía en que atraerá lo que necesita.

Es un ritual bastante divertido y nos predispone en una actitud de alegría y confianza que hace que visualicemos y valoremos aquello que nos llega como regalo divino.