Balasana o postura del niño es una de las posturas de relax que más confort pueden aportarte. También puedes usarla para descasar entre posturas. Es de las favoritas de nuestras profesoras de yoga debido a su fácil ejecución, y bien adaptada, todo el mundo debería poder realizarla.

SIGNIFICADO

Bal significa en sánscrito niño o bebé y Asana quiere decir postura. Se denomina así por ser una postura muy común que adoptan los bebés, además de inspirar la calma y la tranquilidad que estos manifiestan cuando están dormidos.

Existe otra variante, llamada Ananda Balasana, que significa Postura del Bebé feliz. También nos referimos a ella por ser una postura muy común que adoptan los niños cuando juegan con sus pies estando boca arriba.

CÓMO REALIZAR LA POSTURA DE BALASANA

A continuación te contamos paso a paso cómo realizar esta postura, que aunque parece sencilla, requiere de nuestra plena atención para ejecutarla correctamente.

  • Comienza colocándote de rodillas. Éstas podrán estar más abiertas o separadas, según si quieres trabajar apertura en las caderas o simplemente te sienta mejor de una forma u otra.
  • Los dedos gordos de tus pies se tocarán entre sí.
  • Dirigiendo los glúteos hacia los talones, dejaremos que la frente toque la esterilla. Así permitiremos que la espalda se estire por completo.
  • Tus brazos pueden ir extendidos hacia adelante, hacia atrás sobre la esterilla o hacia atrás sobre el sacro. Obsérvate y pregúntate que variante te apetece más en ese momento.
  • Concéntrate en tu respiración y si lo escuchases, en los latidos de tu corazón.

ADAPTACIONES

Si te molestan las rodillas al realizar esta postura prueba a poner una manta o la esterilla enrollada bajo las mismas. otra opción es colocar un zafu o una manta en la corva de las rodillas y esto hará que la presión sobre éstas disminuya.

Si la molestia es en los empeines la manta o esterilla enrollada deberá ir en ese lugar.

BENEFICIOS

Entre los muchos beneficios que encontrarás de esta postura queremos destacar los siguientes:

  • Es una postura idónea de relajación, que invita a la calma.
  • Nos ayuda a recuperar la energía cuando venimos esforzándonos en la ejecución de un asana o en la práctica dinámica de yoga vinyasa.
  • Ayuda a mejorar el control postural.
  • Estira los hombros si la ejecutas con los brazos al frente y los relaja si lo haces con los brazos hacia atrás.
  • Invita a dejar la mente en blanco.

VARIANTES

Como mencionamos anteriormente, Ananda Balasana es una variante que nos reporta beneficios similares a los de Balasana.

Para realizarla deberás tumbarte boca arriba, flexional las rodillas y agarrar los dedos gordos de los pies con el índice y corazón de las manos. otra opción es agarrar con la mano entera el canto externo del pie.

En un primer momento la intención es llevar el sacro hacia el suelo, mientras las plantas de los pies se dirigen hacia el techo y en las rodillas se dibuja un ángulo de 90º. Después de tomar ahí algunas respiraciones, podemos jugar a estirar de manera alterna una pierna y otra o incluso a explorar movimientos, como hacen los bebés.